Carta a un recién nacido de su tío abuelo

Esta es copia de una carta que nos llegó tres días después del nacimiento de M3. La quiero compartir porque lo que dice nos persigue a diario como muestra de amor y valentía. Cuando esta carta fue escrita, no sabíamos que el camino para M3 sería un poco más empinado y por eso el esperar esos primeros pasos fue vivir en un hilo.

El autor es mi tío, tuve la suerte de crecer rodeada de todos mis tíos y de que ellos fueron testigos de mis travesuras. El hecho de que esa conexión perdure intocable es para mí oro puro. Esta carta es un tesoro.

Quito 3 de Abril del 2010

~~favor de leerle esta carta a M~~

Hola querido M, bienvenido a este mundo, realmente me siento contento de saber que mi familia está creciendo. Sabes te deseo la mejor de las suertes, conozco de cerca a tu madre, se quién es tu padre, por lo tanto te espera una vida maravillosa ya que tienes unos padres fantásticos que te cuidarán y guiarán por siempre.

Naciste en el siglo XXI, en una fecha muy importante, por lo tanto naciste con la suerte de un campeón, espero que aprendas pronto a caminar, así como lo hizo tu bella madre, que des tus primeras palabras, para tener el agrado de escuchar esas ternuras de un corazón sano y limpio como el tuyo pequeño sobrino.

La vida es linda y más linda cuando verdaderamente se ama y ese detalle lo aprenderás en el transcurso del tiempo, cuando sientas que tu corazón late y se agita, palpita y palpita, será ahí, en ese momento cuando comprenderás que sientes amor; amor puro, puro y sincero, realmente del bueno, primero por tu padres, hermanitos y luego no se… la vida continua… Y luego que más… Tus padres disfrutarán de tus travesuras, de tus alegrías, lloros, gritos… Que en fin todos juntos hacen posible que este día a día se pueda llamar vida…

Bueno… Bueno… Querido sobrino las cosas vendrán a su debido tiempo como dice mi adorable Madre… Es que… estaba recordando un poco, tal vez mucho sobre sonrisas, lloros y alegrías de tu madre cuando era bebé, ahora ya ha pasado el tiempo y que te diré… Ya tengo 41 años y me llamo tío abuelo, con un poquitín de canas, sin dos muelas, pero eso si con todas las ganas de conocer al futuro heredero, al hijo de mi recordada y querida sobrina, no sé cuándo, espero que pronto; pero… nuevamente te cuento que suerte la tuya, quiero y deseo y le pido a Dios que esa suerte y esas bendiciones perduren por siempre para alegría de nuestra familia ya que mientras más somos, más fuertes y más nobles nos hacemos; mientras más somos, más amor tienes para dar y recibir y mientras más seamos, más grandes y felices estaremos.

A tu madre un saludo especial, a tu padre un abrazo a la distancia, a mi querido hermano (tu abuelo), un apretón de manos, un abrazo y un te quiero, a mi querida cuñada (tu abuela) un beso y a ti querido sobrino suerte por siempre y para siempre, que Dios te ilumine y que crezcas fuerte y sano.

TU TIO ABUELO J.

Un comienzo.

Anoche empecé a escribir sobre como traté de incorporar la tradición mexicana de el grito de Independencia y me desvié mucho cuando recordé todo lo que sucede en México.

Mientras crío niños multiculturales, les voy dejando un poco de lo mío y soy la puerta a sus países   desconocidos. No es de sorprenderse que M1 y M2 comenten a veces sobre el presidente de aquí o de allá.
El fin de semana pasado decidí preparar una comida muy mexicana, y al final no se trató de la Independencia si no de como esa comida los acercaba mas a una parte de ellos. Un sabor nos puso a todos mas cerca de lo que está “cruzando el río”, y nos sentó a reír un rato pegando gritos charros mientras Francisco les contaba del desierto.
Tinga de Pollo
Este iba a ser un post mas largo, pero escribir y (pensar) en las montañas mías o el desierto de Chico siempre me pone llorona. A veces siento que esa melancolía de casa es contagiosa, y que Monkey1 extraña Quito sin nunca haber estado ahí.
Vista del Valle del Chillos al amancer.Foto de Chico.

Vista del Valle del Chillos al amancer.Foto de Chico.

Desierto de Coahuila al atardecer.Foto de Chico.

Desierto de Coahuila al atardecer.Foto de Chico..

Nuestras tradiciones son bellas aunque no siempre reflejen la idea original. No se si celebramos una independencia pero si estoy segura de que celebramos una raíz que crece lejos pero fuerte. Una comida nos unió a Mexico y ese sabor nos une a memorias. Mientras podamos mantener esa memoria libre y abierta, todo lo demás llegara mas fácil.