O el bebé o yo. Síndrome de Down

ese no siempre es el caso. Sin embargo, cuando un bebé tiene problemas de salud, haces lo que tienes que hacer para sacarlo adelante y ofrecerle la mejor vida posible.

Bueno, este no fue el caso de Leo Forrest. Leo nació en Armenia y tiene síndrome de Down. Sus padres no sabían de la condición genética de su bebé hasta que nació y los doctores les dieron la noticia.
Ruzan la madre de Leo, entró en shock (lo cual me parece es entendible) y le dio a su esposo Samuel el ultimátum, “o el bebé o yo”. 
 
Las discapacidades son aún mal entendidas y mal vistas en muchos países, en Armenia los padres de niños enfermos crónicamente tienen la opción de dejar a sus hijos en el hospital y los niños abandonados terminan en orfanatos sin opción a ser adoptados.
La madre de Leo decidió que no quería criar un niño diferente porque no quería enfrentarse a las burlas. Por otra parte, el padre de Leo decidió que el SI quería a su hijo y le concedió el divorcio a su esposa.
Samuel es originario de Nueva Zelanda y pensó que era mejor que el y Leo se fueran a su tierra natal, sin embargo no contaba con el dinero suficiente y creó una página en Gofundme.com http://www.gofundme.com/bringleohome
 
La colaboración y muestras de amor sobrepasaron cualquier expectativa! Samuel buscaba reunir $60,000 y a la fecha sobrepasan ya los $310,000. Samuel ha expresado su agradecimiento y además asegura que parte de ese dinero se usará para ayudar a más niños como Leo.
En cuanto a la madre… Ella declaró que esta es la segunda vez que deja a un niño con síndrome de Down y que lo volverá a hacer si es que es necesario.
Ahora y aunque no en los mismos zapatos pero si por un sendero similar, puedo asegurarles algo nadie quiere un bebé enfermo, un hijo enfermo no es una bendición, pero cuando te toca haces TODO lo que tengas que hacer para conseguir que tu hijo tenga la mejor calidad de vida posible. Cuando tienes un hijo enfermo, aprendes a ser fuerte y a convertirte en un escudo para protegerlo. 
 
Hay de todo en este mundo, pero dejar un hijo es de lo peor, quiere decir que como madre no cuentas con ese instinto básico de protección a tus crías.
Ustedes que opinan? Yo espero que Samuel y Leo lleguen pronto a Nueva Zelanda para empezar con pie derecho. A Samuel le esperan muchas batallas, esto no es fácil pero si muy gratificante! Cada pequeño logro se convierte en una meta conquistada. La mejor de las suetes para los dos, un camino lleno de luz.

La hermandad de las Madres

Al ser parte de un grupo vemos ajenos las realidades de otros grupos. Recuerdo cuando vivía en Ecuador y veía películas estadounidenses donde los universitarios estaban todos afiliados a x o y grupo. No fue hasta que llegué a la universidad aquí en Chicago que viví eso y formé parte de uno de esos grupos.
Pensé que al acabar la vida universitaria la “segregación” grupal acabaría pero en realidad sólo cambiamos de atmósfera.
Ser madres nos ubica automáticamente en el grupo de “progenitorus e cuidadorus sapiens” pero ahí no para la cosa. Cada madre es un mundo distinto, cada quién tiene su estilo de amar y criar y cada quién lo hace (creo yo) como mejor puede.
Con M1 era “mater alertus” porque todo era nuevo y fascinante. M1 fue un bebé muy pacífico y aparte de dos meses de cólico infernal, no dio nunca ni un dolor de cabeza.
Con la Kukla evolucioné en muchos aspectos como madre (eso todos los días con cada hijo). Comencé a reconocer los hábitats de los demás padres, por ahí están las madres helicópteros, las que dan teta, las que no dan teta, las que gritan, las que jamás ponen mala cara… Cada grupo de madres tiene su némesis.
Con M3 descubrí el grupo de los “madres especiales” y ahora soy parte de ese grupo.
Con tantos humanos procreando en el mundo, hay muchos grupos sin embargo tenemos algo en común. TODAS TENEMOS INSTINTO PROTECTOR no sólo por nuestros hijos si no por los demás niños.
Esto es definitivamente lo más padre de ser madre! No somos iguales, pensamos, criamos y amamos distinto pero ninguna es mejor que la otra.

Este video que encontré en la red explica ese sentimiento tan bonito de seguridad y paternidad. Disfrútenlo!

Tu eres de algún grupo? Dale dime que opinas.

Halloween y autismo

He put on the pumpkins (and they were divine! Eye with the eyelashes of Kukla’s pumpkin) and I have not yet put the altar of dead and not talk about the cookies!

Between the runs of school runs to school to college, therapies and extra curricular, the days are missing hours BUT wherever we take the time to be able to do everything we have to do.

The monkeys love Halloween and are already ready for the respective chocolate empache. However, this year things will be different. M3 is already four years old and ready to go “trick or treat” without having to hold Mom’s hand all the time.

His disguise is ready for everything and so is he but this year we are going to a big party and I know he can get out of control. M3 is on the autistic spectrum and so far we have always had total control of the houses we wear and the sweets they give.

Today is the party and it will be different because I have no control over the noise, the pile of people, the light or the people who will want to touch the dwarf.

I already did the respective task and found out everything, we are going to throw to our first Halloween party in big! Today, Chico and I are going to miss a VIP invitation that we have been waiting for and we exchange everything for a treat or trick with 200 children.

May God catch us confessed, that Darwin fish us with the best rational resolution and that we can enjoy the party as it should 🙂