La oruga muy hambrienta

El cuento nos lleva por el día de la oruga chiquitica que muerta de hambre se come todo lo que se le cruza (a lo mejor está aburrida >.<), empieza con una manzana, dos peras, tres ciruelas … hasta queso suizo y sandía. Al final la oruga se convierte en una bellísima mariposa (sería lindo comer para convertirse en mariposa).
Como les conté en este post http://espanol.babycenter.com/blog/mamas/paso-a-paso-los-milagros-existen/, M3 va aprendiendo a un ritmo distinto y este libro nos a ayudado en varios aspectos. Desde introducir alimentos, aprender números, colores, causa y efecto.
Ahora “la oruga muy hambrienta”, nos ayuda a practicar motricidad con sus manos y es un proyecto sensorial increíble. A M3 no le gusta ensuciarse así que este proyecto fue un paso enorme.
Para la oruga necesitarás:
-cartón de huevos (vacío)
-pintura 
-brochas
-alambre afelpado o cualquier cosa que puedas manipular fácilmente como antenas
-ojos de juguete (también los puedes pintar)
-tijeras (ojo aquí)
-gomas anti desliz para lápiz 
-cinta para pegar 
 
Para armar:
1. Pon la cinta en el pincel, justo donde el niño lo tiene que sostener para ayudarle como guía. 
2. Recortar el cartón de huevos a lo largo. Tan largo como quieras. 
3. Con las tijeras, abrir dos pequeños huecos en un extremo. 
4. Pon el alambre por los huecos
5. Pinta! Y deja que se embarre y mezcle los colores. Con M3 aún estamos trabado de aprender a tomar bien el pincel o lápiz por eso las gomas sirven como referencia (M3 aún está tomando el pincel muy arriba). 
6. Cuando acaben de pintar, poner los ojos y listo. Una vez seca la pintura, “la oruga muy hambrienta”, estará lista para devorar de todo.

Espero que lo hagan pronto y me cuentan que les parece. A M3 le gustó mucho y conseguimos ensuciarnos un poco.