Leer después de los 6

les leemos a ellos, pero una vez iniciada la edad escolar la cosa se complica un poco porque ellos están definiendo sus gustos y además están agotados (al menos los míos).

La batalla está a medio ganar si es que desde pequeños han estado expuestos a libros, lo demás va llegando con tiempo. En casa tenemos una lista de los TOP FIVE y nadie parece cansarse de ellos.

M1 tiene 8 años y disfruta mucho de la lectura, sin embargo notamos que es muy repetitivo. A lo mejor es su manera de afianzar conocimientos o su manera de asegurarse que todo lo va entendiendo bien, M1 tiene problemas sensoriales que de cierta forma le complican algo la lectura y escritura, así que aunque aún no lee lo que a mi me gustaría que leyera a su edad, disfruta mucho de los libros y eso es importantísimo.

Yoruga La Tortuga, Dr. Seuss. El libro es una rima narrativa sobre el hambre de poder de una tortuga. Como todos los libros del autor, tiene una prosa que endulza el oído, sus libros son divertidos de leer y de escuchar, además que usa muchas rimas y los niños aprenden vocabulario nuevo. Como dato curioso para los padres, la historia se basa en el conflicto de la Guerra Fría, así que algún día se podrá hechar mano del libro para explicar historia.

Pia The Penguin Fairy, Daisy Meadows. Este es parte de una colección de libros de hadas y se convirtió en favorito por dos razones, el hada se llama Pía y además tiene un pingüino cachetón. La colección entera cuenta historias de hadas que por diferentes motivos han perdido las ganas de volar o su magia. En este libro, unos duendes les roban a las hadas sus poderes y los animales del océano están indefensos. Después de algunos altibajos, Pía sale triunfante y todos quedan muy felices. La historia para mi gusto es muy BLAH! no es muy extraordinaria pero se lee con facilidad por el uso de palabras del currículo estándar de las escuelas.

Diary of a Wimpy Kid, Jeff Kinney. El libro cuenta la vida de Greg (10 años) y todas sus aventuras. Lo que hace que todos amemos a Greg es que no es el niño alpha de la escuela, no tiene nada de extraordinario y sus amigos no son los más populares. Su familia es un caso aparte (más normal y común que cualquiera de nosotros) y simplemente a Greg nada le sale bien!! De repente y durante la serie de 8 libros (el noveno está por estrenarse) Greg tiene momentos geniales pero en si, todo es un sube y baja. La razón por la que encanta es que muchos niños se identifican con el y sus infortunios. Y les juro que cuando se le cruzan los cables a Greg es igual que M1!

El Principito, Antoine de Saint-Exupéry. A este libro lo conocemos todos, es un súper clásico en todo el mundo. La razón por la que encanta es que nos invita a todos los adultos a recordar como ser niños y nos empuja a no dejar que nuestros niños se hagan adultos de repente. Es una narrativa muy fácil de leer (al menos en los idiomas que lo he leído que no son muchos) y te engancha desde el primer párrafo. A los niños les encanta porque les da piola a la imaginación… años después todos hemos soñado con nuestro propio baobab y un planeta propio.

Amelia Bedelia, Peggy Parish. Amelia es una señora que se toma todo muy enserio, ella necesita que absolutamente se le diga con instrucciones muy especificas y sin ningún chiste. A Amelia no le puedes decir “cambia las toallas del baño”, tienes que decirle “saca las toallas sucias, y en su lugar pon unas limpias”. Amelia tiene que siempre poner mucha atención y por suerte tiene una familia muy paciente y Amelia les agradece siempre con un pie. Amelia siempre estuvo en nuestra biblioteca en casa pero nunca fue uno de los libros favoritos, la razón por la que llegó a estar en la lista de los libros Top de la Monkey Residence es porque el libro nos facilita mucho el poder explicarle a M1 y Kukla que no todos entendemos los chistes. M3 no entiende chistes y se toma todo muy literal, lo cual nos ha traído muchos mal entendidos. El poder presentarles a los niños una perspectiva diferente, hace a Amelia una ganadora.

El Dr. Seuss nos parece definitivamente el más fenomenal. Tiene narrativa rápida, rimas y lecciones muy valiosas. Aquí encuentras 9 frases inspiradoras de el http://espanol.babycenter.com/blog/vida_y_hogar/9-frases-geniales-dr-seuss-110-aniversario/

Y bueno, para cerrar unos consejos que nos funcionan a nosotros.

Pon el ejemplo. Si tus hijos ven que lees, ellos se interesarán también.

Lee 20 minutos cada día. Crea hábito y toma turnos con tus hijos. Ahora que M1 y Kukla leen bien, ellos toman el turno algunas noches e incluso M3 que aun no lee, nos cuenta sus cuentos a su manera.

Ofrece un incentivo. No tiene que ser nada caro, puedes ofrecer stickers por cada 20 minutos y al final del mes los intercambian por algo. Mis hijos los han intercambiado por más libros.

Organiza tu biblioteca personal.

Lee en la calle! cuando vayan en el coche lean todos los letreros.

Engánchalos en series de libros, hay de todo tipo y para todas las edades. No hay nada como el suspenso de lo que viene en el siguiente libro.

Nunca es demasiado tarde para que te enamores de los libros, y sobretodo recuerda NUNCA usar la lectura como un castigo.

A divertirse!!

Hay vida después de los seis años” es una iniciativa en la que queremos implicar al mayor número posible de blogs con el fin de hacer más visibles los problemas y situaciones que viven las familias con niños que han dejado ya atrás la primera infancia. Hijos en edad escolar, preadolescentes, adolescentes… todos tienen cabida aquí. Si estás interesado en aportar tus experiencias sobre el tema propuesto, no tienes más que publicar bajo el hashtag #hayvidadespuesdelos6 el tercer lunes de cada mes. Visita a Merak y los demás links en http://www.ciclogenesisimplosiva.com

Rarezas sociales después de los 6

integrados a una sociedad familiar. De pequeños somos tan abrumadoramente  simpáticos que cualquier cosa  por ridícula que sea causa gracia. A medida que vamos creciendo, lo simpático comienza a desgastarse. Después de los 6, todo lo que antes era CUTE deja de serlo. Y además todo gira alrededor de un ser humano, cuyos problemas giran alrededor del moco que tiene colgado.

Ustedes a lo mejor sabrán que la Kukla (M2) tiene TDAH. La verdad no he ahondado mucho en el tema porque el TDAH es la condición social más conflictiva, sobre valorada y exagerada de nuestros tiempos (además que los padres de niños con TDAH solemos ser puestos bajo una lupa). La Kukla siempre ha sido una niña muy cariñosa. A la Kukla le encanta jugar y es una “Social Butterfly”, hace amigos con mucha facilidad y además es chistosa. La Kukla tiene todo para ser una líder, pero desde que empezó la edad escolar lo CUTE es menos evidente y a cambio hemos ido descubriendo obstáculos sociales enormes.

La Kukla es tan chistosa que atrae a otros niños, la atracción dura poco porque Después de los 6 los niños hacen muchas preguntas y pueden además entablar conversaciones largas y sustanciosas. Kukla es la estudiante estrella de su clase, pero no es capaz de mantener una conversación con nadie por mas de 3 minutos… Kukla contará algo chistoso, el otro niño se reirá y después de intercambiar nombres y algún otro dato, Kukla se distrae con lo mas mínimo y se va. Antes de los 6 a Kukla no parecía importarle mucho no poder mantener amistades, pero Después de los 6, la falta de constancia le ha afectado mucho.

Con M1 la cosa es muy distinta.M1 es el niño bueno de la clase, lo que en EEUU se conoce como un “geek”, además es muy gentil y colaborador, el hecho de tener un hermano con necesidades especiales, lo ha hecho aún más empático y gentil con toda la gente. Todas estas cualidades son un gran pero ante los ojos de tus compañeros cuando tienes 7 años y medio.

M1 la pasó muy mal en primer grado, cuando se encontró un bully que le puso un ojo morado, se rehusaba a darnos el nombre por miedo a que le vuelva a dar. Pasamos meses, sin saber quién era el otro niño. Como mamá yo tenía ganas de meterme a la escuela y pescar al mocoso, y contra todos mis instintos no lo hice. Cuando por fin supimos quién era el niño, dejamos que la escuela lo manejara. Los padres del mocoso lo defendían diciendo que M1 tenía que ser “más hombrecito”.

Como mamá soy incapaz de decirle a uno de mis hijos que se “hagan hombrecitos”, soy incapaz de pedirles que apliquen la de “ojo por ojo”, soy incapaz de pedirles que sean maliciosos… No puedo ser mamá helicóptero para sobrevolar a los monkeys y que no les pase nada, por el contrario, tengo que dejar que se desarrollen solos en la sociedad en la que viven. Tengo que dejar que los monkeys solos aprendan a decir BASTA cuando sea necesario. Lo único que puedo hacer es confiar en que lo que bien se aprende en casa, mal se olvida.

Creo que cuando yo tenía 6 años la vida era menos complicada, obviamente las cosas han cambiado mucho. Me gustaría que los monkeys fuesen un poco menos “raros” socialmente. Quisiera que M1 fuera menos tímido y que los niños de su edad juzgaran menos. Quisiera que M2 tuviera amigos que la inviten a jugar. De momento mi paz y felicidad está en saber que la bondad de los monkeys va más allá de la presión social.

**Este post no es mi habitual bitácora monkey, el tema del bullying es sumamente delicado porque en casa lo vivimos directamente por meses. Vivimos en un país donde la violencia escolar cobra vidas a diario. Además toco el tema de la socialización cuando existe el TDAH, lo cual es un tema muy tabú**

Puedes visitar este link mío en BabyCenter sobre la violencia escolar.

Después de los 6 es una recopilación de posts iniciado por Merak Luna, donde contamos las vivencias de nuestros hijos de edad escolar y las nuestras propias como madres en una nueva faceta.