Mega Fiesta de Halloween

Thinking about how we were going to spend the afternoon evading things that annoy M3. M1 was Mario, Luigi’s M3 and the Mermaid Kukla.

The party was in the Kukla school, and although it is a school with “few” students, they are still 200 children with their respective families. The pachanga started at 6pm and in Chicago at that time it is getting dark, it was also disguise.

M3 to used disguise in the previous years, we went out to ask for candy but he never let go of the boy’s hand or mine. In the past, we have avoided going out too late or going through very scary houses. Our neighbors know that M3 is on the spectrum and never fail with their details (we are very lucky).

So the five of us were going to unknown land. The first step was to interrogate with the other parents how the revolú was. Everyone agreed that they were not allowed to be afraid, but that if they turned off the lights. This year’s theme was “Alice in Wonderland”, ugh! goodness.

At 6 we got to school, and walked half a block. The boy charged M3 to the entrance and the solito asked to put on the mustache of the disguise (YAY !!) Let us take a photo and smile from ear to ear. When we arrived at the door, the Queen of Hearts welcomed us … “today I will not ask for any head” and M3 began to ask “head? Of what? Why? For what?” , Let’s all is always taken very literal, so began to walk with a hand on the neck in case the flies.
We started the parade down the corridor and there was the river of people, I went down to tell M3 that everything would be fine and I smile. He did not release his hand but he encouraged himself to walk and reach out to receive the candy. We met witches, cats, Luke Skywalker, and about 40 girls dressed as Elsa.
The Boy was coming forward, and suddenly the witch of Oz appeared to offer sweets, he gave his hand to M3 and that unexpected touching won us tears. The boy charged M3 and explained that everything was fine, mistrusted M3 continued until we got to a table to paint, there sat down and stayed there for about an hour, painting carefully not to get dirty anything.

No le quitábamos la mirada, estábamos fascinados de ver que todos los pequeños progresos de M3 estaban siendo utilizados en el día mas loco del año y sin mayor percance. Había una niña sentada frente a M3 que gozaba de embarrarse con todo y M3 estaba espantao, así que decidió que era mejor emprender la retirada.

De regreso nos encontramos con un zombie y lejos de asustarse, no dejaba de preguntar si no le daba asco estar sucio. Unos pasos mas adelante estaba Blanca Nieves con todo y pajarito en el hombro y eso le causó terror. Lloró un poco, pero se calmó cuando nos cruzamos con otro Mario.

La fiesta culminaba con un laberinto en el patio (a oscuras) para buscar al Gato Cheshire creepy, y a M3 simplemente no le agradó la idea. En ese momento, llegó SUPER MARIO al rescate, le aseguró a Luigi que era una misión para atrapar a Koopa. Luigi no convencido del todo se quedó parado, hasta que la sirena le dijo que ella también iba “si fuera miedoso yo no iría”. Luigi entró de mano de la sirena y Mario iba por delante cuidando de ellos.

El Chico y yo nos quedamos muertos de orgullo y ternura afuera.

It was a successful night, we not only overcome the montonera and the darkness but also we learned of the majors. The patience, love, empathy and understanding they have developed leaves us mute and with a thousand hearts. Friday 31 was another story …. but that’s for tomorrow that this mom is like a frog (haha)

San Patricio

La celebración de San Patricio arranca cuando el Sr. Mike Butler y su tropa de “duendes” (todos plomeros) arrojan un polvo anaranjado (como las barbas de los duendes) y el agua se pone verde Esmeralda (como Irlanda).

Esta tradición empezó hace 43 años. En 1961 Stephen Bailey conversaba con un plomero y se dió cuenta que su traje blanco tenía muchas manchas verdes. El plomero le dijo que había tuberías que manchaban de ese tono. Bailey, quedó fascinado y pidió pintar el río entero de ese color para San Patricio. En 1962 se hizo y el río duró pintado un poco más de una semana.
Los grupos ecologistas se preocuparon por el tipo de aceite que se usaba y por el tiempo que duraba. La “receta” se a modificado varias veces y hoy en día es 100% orgánica, ecológica y secreta manejada por la misma familia.
El polvo se tira en el agua desde un bote y atrás pasa otro bote mezclando. El río se queda de ese hermoso color por 3 o 4 horas. Después de que el río se tiñe empieza un show acuático.
Después del río, la ciudad se vuelca a los bares. Los pubs irlandeses son los de más alta demanda y la gente hace fila para entrar, van “brincando” de uno a otro (bar hopping), luego ….. Borrachos caídos por todo lado.
En mi época universitaria nunca me fui de bar hopping por muchas razones, no me gusta hacer fila, las montoneras, ni el frío. En este post les cuento del frío en Chicago.
Ahora como mamá esta fecha es de las TOP celebraciones en esta casa. El río lo pintan a las 9am y nosotros llegamos a instalarnos en primera fila desde las 8am, el frío cala hasta los huesos (ayer de -10C).
De regreso a casa, nos esperaba un pastel de vainilla vestido de verde y una historia de duendes. El domingo fue de flojera y hoy en el colegio les espera alguna travesura hecha por el duende.
Y bueno, uno cambia cuando tiene hijos. La cara de los monkeys al ver la transformación del agua sólo se supera por la cara de emoción que tendrían los que vieron a Moisés partir en dos el Mar Rojo; la montonera, el frío, la espera… Todo es aguantable por esas caras!
Así celebramos nosotros está fiesta típica en nuestra ciudad. ¿Qué les parece?

Líos bilingües

existen. Como les contaba en “Llorones, Berrinches y Padres aguantadores” yo también criticaba a los niños que se lanzaban al suelo a llorar sin motivo. ¿Y saben qué más me parecía insólito? Los hijos de extranjeros que no hablan la lengua de sus padres.

Bueno, yo les he dicho que soy del Ecuador y mi esposo es de México, pero medio italiano. Vivimos en Chicago y atendemos servicios religiosos en griego. Mi esposo es un genio para aprender idiomas y aparte está muy bien educado en reglas del castellano, su castellano es pulcro (con un acento super norteño “i’ñor”).  Yo tengo un acento correteado que ya no sé de donde es, me encantan los idiomas pero no los aprendo con facilidad y aunque el castellano es mi lengua primaria, llevo media vida en inglés.

Chicago es una ciudad maravillosa con gente de todas partes y por ende en esta ciudad se respira pluriculturalidad. No solo ves gente de todas partes, ni escucha idiomas distintos por donde vayas sino que las opiniones e ideas que escuchas son formadas basadas en el contexto de quienes somos y de quienes nos rodeamos.

Hay lugares en Chicago como “La Villita”, donde todos hablan castellano mexicano. Hay otros como “Devon” donde todos hablan árabe. Esta “Albany Park” donde hay una fusión loquísima de sudamericanos o “Taylor” donde los ítalo-americanos que solo hablan inglés lo hacen con acento italiano.

Cuando nació Monkey1, mi esposo y yo coordinábamos horarios de trabajo y M1 nunca fue a la guardería. Cuando no estaba con nosotros, estaba con las tías o mis padres y absolutamente todo era en castellano. El pequeño bodoquito hasta decía que era de “Quito veeef”. Ahora, a sus 7 años sigue hablando castellano y hasta hace chistes con sus acentos norteños, costeños, quiteños.

Monkey2 en cambio fue a la guardería desde un poco antes de los 2 años. La pequeña se tomó tiempo en aprender a hablar y de chica a todo le gritaba “CAMAYAAAA”. En la guardería era la única latina. Hace unos meses empezó a cantar “alpha, beta, gamma, delta, epsilon, zeta, eta, theta…”, la Kukla (muñeca en griego) tiene un don para los idiomas. Vamos a una iglesia griega y estudia en colegio griego, la he escuchado intercambiar palabras en griego con sus madrinas y amigas. Pero de castellano… lo entiende, lo habla pero le da “cosita” hablarlo. El asunto es no quitar el dedo del renglón e insistir poco a poco, que no quiero que le agarre fobia.

Monkey3 y su castellano, me hacen ver como mala madre. El prefiere morir de sed antes que pedir agua. Y yo, he dado el brazo a torcer. ¡Lo tengo roto! M3, nació con sordera parcial. Gracias a operaciones, terapia de lenguaje y mucho tiempo de espera ya habla. Todas sus terapias son en inglés, su mundo entero es en inglés y para mí ya es ganancia que él hable.

Los 3 saben la importancia del castellano, saben de dónde vienen pero cuando se trata de hablar ni ellos ni yo nos volvemos muy locos si no nos entendemos. Chico y yo que hablamos castellano, a veces no nos entendemos porque los modismos son distintos. Antes de tener hijos jurábamos que les hablaríamos siempre en español. Pero entre su ahorita (en  un rato, Mex.) y el mio (right now) y que si son guaguas, críos o wercos, nos hemos desviado por la vía de la lengua común que es el inglés.

Los primeros años son importantísimos para aprender otro idioma, pero también para entendernos y aprender BIEN aunque sea uno.

El sistema educativo en la ciudad que vivimos es muy deficiente y he escuchado demasiadas veces que los niños que hablan más de un idioma NO aprenden bien ninguno. Eso es un mito ridículo, creo por experiencia que el hablar más de un idioma te da la delantera en mucho, aprendes y comprendes mejor muchas cosas. En las escuelas aquí aunque se enseñe un idioma diferente, no se enseña bien y de verdad creo que nadie se beneficia del mal aprender.

Como estamos criando a los niños no es como yo lo había imaginado. Estamos avanzando lento y en un idioma que tanto para Chico como para mi es “nuevo”, pero vamos aprendiendo bien. Lento pero seguro. Apoyo sin objeción la enseñanza de un nuevo idioma, del idioma materno/paterno pero también creo que se debe respetar que no para todos funciona el esquema. Todos aprendemos distinto y todos progresamos distinto. Seguiremos leyendo en español, mi esposo les lee también en italiano, yo les cuento cuentos incas y aunque no hablo quechua les suelto las pocas palabras que se. Suena contradictorio que no les fuerce el castellano pero haga lo que acabo de decir, pero aprender de donde vienen va más allá de un idioma. Van aprendiendo modismos de todo lado y aunque aún no son 100% bilingües, vamos para allá. Lo que si les puedo decir con seguridad es que son ciudadanos del mundo J esponjas listas para aprender. Es aprendizaje familiar, ellos también nos enseñan mucho.

http://www.fuett.mx/estos-genios-nos-ensenan-que-es-tan-dificil-hablar-espanol/

Año nuevo. Costumbres y propósitos.

en el ambiente. Las calles aún están medio vacías porque los chicos siguen de vacaciones. Las casas en cambio están llenas de gente y sonidos infantiles.

El 2013 fue el primer año que los monkeys llegaron despiertos y gustosos a la media noche. Fue también el primer año en el que no hubo emperifollamiento, ni cena espectacular. Pero fue sin duda un final excelente y un inicio maravillosamente distinto.

En el Ecuador, se acostumbra despedir el año con “testamentos” graciosos donde se tacha lo malo, nos burlamos de lo no tan bueno (incluidos políticos) e invitamos desafiantes a la suerte. También hacemos un “viejo”, que es un monigote relleno de papel y/o aserrín y lo quemamos. El viejo puede ser cualquiera, pero por lo general los más populares son ¿adivinen quiénes?, POLITICOS. Los de derecha queman a los de izquierda, los de izquierda a los de derecha.  A la media noche, comemos 12 uvas, tomamos champagne, abrazamos a todos. Los más supersticiosos, salen corriendo con maleta en mano y por debajo con el calzón del color necesario para atraer lo que se quiera en el nuevo año.

El primer día del año, suele no ser tan productivo. Algunos están chuchaqui (resaca, cruda, guayabo), otros tienen dolor de pies de tanto bailar y muchos otros tienen “empache” de tanto comer. En cambio y para los que siguen las tradiciones Ortodoxas, es un día de aún más festejo. El día de San Basilio, es el inicio de todo. Se celebra comiendo Vassilopita (pan dulce con monedas dentro), el que saque monedita, tendrá suerte todo el año. Este día también es de suerte, así que todos los creyentes (léase, supersticiosos) salimos a comprar un (ok, varios) boleto de lotería. Las naranjas o mandarinas no pueden faltar, y también es de suerte comerte una hoja de albahaca (basilicum).

En la tradición ortodoxa, San Basilio hace las veces de los Reyes Magos y el trae detallito para todos. No necesariamente un juguete o un Lexus (jaja), pero unas galletas o mandarinas.

Y bueno adelantándonos al 6 de Enero día de los Reyes Magos, aún no me queda muy claro que haremos. Mi esposo es mexicano y allá los Reyes son importantísimos, sin embargo mi esposo no parece saber mucho al respecto. Lo que tengo seguro es que la Rosca de Reyes no faltará.

¡Es que el pan! Esa es otra historia, pero les puedo decir que entre el Panetón (navidad), Vassilopita (año nuevo) y las hallacas (aunque no sean pan) he tenido dificultad para entrar en algunos pantalones.

En cuanto a los propósitos….

Como familia, nos hemos propuesto disfrutar (de todo) más.

Hacer un viaje en carro.

Y SER FELICES.

Para nosotros fue un gran año. Monkey3 empezó un tratamiento nuevo para su inmunodeficiencia, y ha funcionado de maravilla. Ese tratamiento nos permitió por primera vez desde el 2010, tomar un avión con los niños para conocer a la bisabuelita y más familia.

Monkey1, tuvo encuentro con el bullying, pero a pesar del mal rato entendió aún más que la empatía y el buen trato son primordiales.

Monkey2, vive en su mundo de unicornios feliz. Nos estamos sorprendiendo cada día más de su intelecto. Con ese intelecto han llegado preguntas tenaces y muchas reuniones familiares en torno a ellas.

Chico y yo, hemos crecido mucho en todo aspecto. Hemos aprendido a amar aún más a las personas que nos han demostrado amor infinito. Hemos entendido que desafortunadamente no toda la familia sabe lo que es ser familia, y de paso aprendimos que la sangre “no llama”. Con gratitud infinita, nos apegamos más a la familia que siempre está (aunque no entiendan lo que pasa) y hemos formado un lazo de amor y agradecimiento con una persona que no conocemos pero que no dudo en ser el donante que Monkey3 necesitaba.

Por mi parte, me uní a la blogosfera y estoy descubriendo mundos, familias y madres maravillosas, gracias. Mi deseo es entender más de este mundo y crecer con ustedes.

El 2013 fue un año excelente, y el 2014 será aún mejor.

Con cariño, y a todos ustedes les deseo un año lleno de salud y magia. ¡Feliz todo!