Método Anat Baniel, terapia sin dolor.

Hace un mes tuve la oportunidad de viajar Texas y conocer a la Dra. Anat Baniel, esta mujer mágica es psicólogo, además tiene una maestría en estadística y matemáticas y como si no fuera suficiente es además bailarina. Su vida en las artes la llevo a conocer al Físico Moshé Feldenkrais. Feldenkrais después de años de trabajar con gente que sufría diferentes tipos de problemas de movimiento, creó un método somático para integrar mente y cuerpo para así conseguir movimiento sin dolor y conciencia absoluta del cuerpo.

Cuando Anat hacia su especialización clínica, trabajó con Feldenkrais durante 15 años. A Moshé le impresionó como Anat podía trabajar con niños sin tener conocimiento específico en pediatría, por eso a finales de los 70s, debido a su avanzada edad empezó a referir todos sus pacientes pediátricos a Anat. La primera paciente de Anat, fue una niña llamada Elizabeth a quien se le diagnosticó daño cerebral y los médicos recomendaron asilarla en un hospicio porque nunca caminaría ni pensaría. Elizabeth después de mucha terapia con Anat, pudo caminar a la edad de 9 años. En el mundo médico y de acuerdo con la escala de habilidades motoras, Elizabeth tenía un retraso abismal, además y de acuerdo a esta misma escala médica, un niño que no logra caminar antes de los 6 años nunca lo hará. Ante los ojos de eso mismos médicos, el caso de Elizabeth resultaba una excepción a la regla, pero Anat ha demostrado por más de 30 años que con la ayuda y terapia adecuada cada niño conseguirá hacer todo lo que se cuerpo pueda alcanzar.

Lo primero que me impresionó de este entrenamiento fue que Anat, aclaró que ella no hace, vende o promete milagros. Ella ayuda a cada niño a alcanzar su máximo potencial. Cuando un niño esté listo para dar vuelta, sentarse, gatear, pararse, hablar o caminar, lo hará.

Me sorprendió muchísimo ver que un grupo enorme de médicos estaban presentes en este entrenamiento, así mismo había muchos terapeutas y algunos padres. Anat explicó primero porque era importante dejar que el cuerpo hiciera solo lo que pudiera, nos pidió que tacháramos de nuestras mentes esas ideas de que todos los niños se desarrollan a la misma velocidad. Una de las cosas de las que hablo, fue de como los pediatras recomiendan que a los bebés se les dé tiempo boca abajo, y para Anat no hay nada más poco natural que eso. Al colocar a un bebe boca abajo, la tensión en su cuello y espalda incrementa, más aún si ese bebé tiene algún problema neurológico o con su columna. Así mismo cuando empujamos a un bebé a rodar antes de tiempo, contribuimos a que su espalda aprenda algo sin estar lista y por ende no lo hará bien. Cuando Anat dijo esto, se escuchó un gran “Oohh” en la sala, hubo incluso una mamá que empezó a llorar porque “por dos años he hecho las cosas mal”. Anat la tranquilizó diciéndole que ella hizo lo que mejor podía con lo que sabía. Yo me quedé con un gran nudo en la garganta porque pensé que también había forzado a Monkey3 a hacer algo que él no estaba listo para hacer.

El método de Anat Baniel consiste en abrir la mente para conectarla con el cuerpo. Dejar que el cuerpo descubra su movimiento y perfeccionar cada función del mismo. Para descubrir movimiento empezamos por reconocer cada parte del cuerpo, partes como una costilla por ejemplo. Todos sabemos que ahí está pero no la sentimos.  Además de reconocer aprendemos a NO forzar. Muchas veces he oído que si no duele es porque no funciona y este método es todo lo contrario. EL DOLOR JAMÁS DEBERIA SER PARTE DEL MOVIMIENTO.

Con la parte práctica del entrenamiento, descubrí que aquella rodilla lastimada en un partido de fútbol hace 13 años aún causa mucho dolor. También agradecí por nunca haber puesto a mis enanos boca abajo y por esperar a que hicieran sus cosas a su ritmo. Quedé tranquila de pensar en cada terapia a la que M3 había sido sometido y más porque cada terapeuta a cuidado de Matias con mucho amor y paciencia, siempre esperando que cada movimiento se dé al ritmo que él puede.

La primera vez que escuché de Anat Baniel, fue de boca de una de las terapeutas de M3. Ella vivió en Rusia y parte de su educación fue allá. A pesar de que educación convencional, algunas de sus clases se enfocaban en el método Feldenkrais y a ella siempre le pareció lógico que un niño se moviera a medida de sus capacidades. Mariola trabajó con Monkey3 por tres años y para él nunca fue un tedio, siempre disfrutó de cada sesión con ella y fue con ella que aprendió a sentarse, caminar y gatear escalera arriba.

El método Anat Baniel, te enseña que no puede existir conexión entre dos partes del cuerpo si no entendemos cada parte por separado.Recordemos que el pensamiento es acción, organicemos nuestros pensamientos y luego actuemos en base al conocimiento.

Es más fácil recordar y hacer lo que no debemos porque constantemente nos enfocamos en el NO. Se acuerdan de ¿Física Cuántica y el Comportamiento? si no establecemos reglas simples y claras no podemos esperar resultados. Nunca podemos pedirle a nuestro hijo que haga algo que no está listo para hacer. Si un niño autista no habla, no es porque no quiera si no porque aún no puede o no sabe cómo. Lo mismo se aplica para un niño con parálisis cerebral que aún no camina.

Revolución de ideas para mejorar pensamiento y movimiento

Hoy les quiero presentar a un grupo de personas que han transformado vidas enteras. Ellos empezaron con ideas que revolucionaron el tratamiento de dolor y hoy en día trabajan para encontrar soluciones diferentes para niños que sufren de parálisis cerebral, autismo, hiperactividad e inatención. Así como adultos con accidentes cerebrovasculares, y lesiones musculares. En el caso de María Montessori, no es necesario presentarla porque su método de enseñanza es un hecho comprobado.

Todo empieza con Matthias Alexander, creador del método Alexander que consiste en educación aplicada en reconocer y vencer limitaciones de movimiento y pensamiento. Una de sus estudiantes, Margaret Naumberg  basada en este método, psicoanálisis y el método Montessori, fundo la escuela Walden (primera escuela progresiva en EEUU)  en NYC donde Matthias fue profesor.

El método Alexander, consiste en dejar de usar niveles innecesarios de tensión mental y muscular durante actividades diarias.  Más que una forma de relajación, es un proceso de aprendizaje. Alexander uso pacientes de asma como ejemplo de que la mala postura y el mal uso de los músculos en el tronco pueden producir ataques de asma más severos, el objetivo del método Alexander es ayudar a que la gente olvide los malos hábitos corporales y regrese a un estado natural y balanceado donde el cuerpo está en alineación perfecta.

Moshé Feldenkrais, fue doctor en ciencia, físico, inventor, humanista y practicante de las artes marciales. Aplicó su conocimiento en física y lo aplico en el área de psicología para tratar pacientes con dolor crónico. Su lema era “reducir dolor incrementando conocimiento corporal”. Este método sirve como una herramienta para incrementar la conciencia de mente-cuerpo y se aplica como un método de entrenamiento y movimiento.

Sus sesiones se llaman “LECCION DE INTEGRACION FUNCIONAL”, los maestros (o practicantes) guían el movimiento del paciente con movimientos suaves y leves. Esta práctica está diseñada para que el paciente entienda como varias partes del cuerpo funcionan y  están conectadas una a otra. La meta es ayudar al paciente a eliminar la tensión muscular y el sobre esfuerzo del mismo.

Este método no fue diseñado nada más para ayudar a personas con problemas musculares o cerebrales, si no para músicos, atletas y personas que deseen maximizar su movilidad. Uno de sus pacientes más famosos fue Yehudi Menuhin (uno de los violinistas más famosos) quien sufría de espasmos musculares en una mano.

¿Cómo están ellos conectados? Feldenkrais fue estudiante y seguidor de Matthias, su filosofía de “cero dolor”  viene de él. Su filosofía de enseñanza es muy similar a la de María Montessori y ella trabajó en conjunto con Matthias.

¿Cómo vine a dar con ellos? Feldenkrais era amigo de la familia Baniel en Jerusalén, conoció a Anat cuando ella era pequeña aún. Anat como bailarina buscó a Moshé para maximizar su movimiento, luego como psicólogo trabajo con el Dr. Feldenkrais, de su mano el método Feldenkrais evolucionó y Anat estableció 9 pasos esenciales en el proceso. A finales de los 70s, todos los pacientes pediátricos del Dr. Feldenkrais le fueron referidos a Anat y de ahí nace el método Anat Baniel.

Este método revolucionario que es capaz de crear nuevos patrones neurales e incrementar la fuerza y flexibilidad de la mente y el cuerpo obteniendo resultados óptimos, me trajeron a investigar y probar esta técnica. Sin importar la capacidad, estado de salud o diagnostico este método es capaz de abrir nuevas puertas a una vida más sana, más feliz y llena de logros. Por eso, aquí estoy feliz contándoles lo grande que fue para mi familia y para mi llegar a conocer esta puerta de oportunidades y como nos está ayudando a transformar una parálisis cerebral, un problema del espectro autista y otros problemas en un camino caminable.

En mi siguiente blog, les contaré en detalle sobre ANAT BANIEL, su método, la aplicación de su método con mis niños y mi experiecia al conocerla.