O el bebé o yo. Síndrome de Down

ese no siempre es el caso. Sin embargo, cuando un bebé tiene problemas de salud, haces lo que tienes que hacer para sacarlo adelante y ofrecerle la mejor vida posible.

Bueno, este no fue el caso de Leo Forrest. Leo nació en Armenia y tiene síndrome de Down. Sus padres no sabían de la condición genética de su bebé hasta que nació y los doctores les dieron la noticia.
Ruzan la madre de Leo, entró en shock (lo cual me parece es entendible) y le dio a su esposo Samuel el ultimátum, “o el bebé o yo”. 
 
Las discapacidades son aún mal entendidas y mal vistas en muchos países, en Armenia los padres de niños enfermos crónicamente tienen la opción de dejar a sus hijos en el hospital y los niños abandonados terminan en orfanatos sin opción a ser adoptados.
La madre de Leo decidió que no quería criar un niño diferente porque no quería enfrentarse a las burlas. Por otra parte, el padre de Leo decidió que el SI quería a su hijo y le concedió el divorcio a su esposa.
Samuel es originario de Nueva Zelanda y pensó que era mejor que el y Leo se fueran a su tierra natal, sin embargo no contaba con el dinero suficiente y creó una página en Gofundme.com http://www.gofundme.com/bringleohome
 
La colaboración y muestras de amor sobrepasaron cualquier expectativa! Samuel buscaba reunir $60,000 y a la fecha sobrepasan ya los $310,000. Samuel ha expresado su agradecimiento y además asegura que parte de ese dinero se usará para ayudar a más niños como Leo.
En cuanto a la madre… Ella declaró que esta es la segunda vez que deja a un niño con síndrome de Down y que lo volverá a hacer si es que es necesario.
Ahora y aunque no en los mismos zapatos pero si por un sendero similar, puedo asegurarles algo nadie quiere un bebé enfermo, un hijo enfermo no es una bendición, pero cuando te toca haces TODO lo que tengas que hacer para conseguir que tu hijo tenga la mejor calidad de vida posible. Cuando tienes un hijo enfermo, aprendes a ser fuerte y a convertirte en un escudo para protegerlo. 
 
Hay de todo en este mundo, pero dejar un hijo es de lo peor, quiere decir que como madre no cuentas con ese instinto básico de protección a tus crías.
Ustedes que opinan? Yo espero que Samuel y Leo lleguen pronto a Nueva Zelanda para empezar con pie derecho. A Samuel le esperan muchas batallas, esto no es fácil pero si muy gratificante! Cada pequeño logro se convierte en una meta conquistada. La mejor de las suetes para los dos, un camino lleno de luz.
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn