Balada a doña Calaca

se abraza fuerte de su guadaña porque nadie la saca a bailar.
Oiga usted doña Calaca,
no querrá irse a bailar a otro lado?
Ya estuvo bueno por acá…
Creo que su pinche insistencia
se debe a nuestra gran resistencia.
Le propongo un trato,
Usted vaya a bailar por otros lados
que por acá la seguiremos recordando.
Ya se llevó al Guillermito, a Pepito y Aldo
Se llevó a Luz, Toñeta y Nacho…
A cambio nos dejó sus recuerdos y esos son los más pesados. Los cuerpos ya no están pero son eternos como el viento y el mar.
Hace seis meses Doña Calaca se llevó a la Ele, me imagino que estaba usted muy aburrida. Y qué tal? Me imagino que se a de colorear con los cachos que le cuenta mi amiga la de la “chulla teta”.
Y pos ya que… Yo estoy que me lleva la fregada porque los martes ya no está la ojona. Tania cerró sus ojazos, pero todos nos acordaremos siempre de mirada.
Venga doña Calaca, vamos a tomarnos un espolón o dos mientras escuchamos a la Chavela y recordamos las dos.
Eso si, recuerde que se va a ir como vino
sólo con su guadaña en mano
porque aquí todavía todos tenemos mucho por vivir.
It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn