Año nuevo. Costumbres y propósitos.

en el ambiente. Las calles aún están medio vacías porque los chicos siguen de vacaciones. Las casas en cambio están llenas de gente y sonidos infantiles.

El 2013 fue el primer año que los monkeys llegaron despiertos y gustosos a la media noche. Fue también el primer año en el que no hubo emperifollamiento, ni cena espectacular. Pero fue sin duda un final excelente y un inicio maravillosamente distinto.

En el Ecuador, se acostumbra despedir el año con “testamentos” graciosos donde se tacha lo malo, nos burlamos de lo no tan bueno (incluidos políticos) e invitamos desafiantes a la suerte. También hacemos un “viejo”, que es un monigote relleno de papel y/o aserrín y lo quemamos. El viejo puede ser cualquiera, pero por lo general los más populares son ¿adivinen quiénes?, POLITICOS. Los de derecha queman a los de izquierda, los de izquierda a los de derecha.  A la media noche, comemos 12 uvas, tomamos champagne, abrazamos a todos. Los más supersticiosos, salen corriendo con maleta en mano y por debajo con el calzón del color necesario para atraer lo que se quiera en el nuevo año.

El primer día del año, suele no ser tan productivo. Algunos están chuchaqui (resaca, cruda, guayabo), otros tienen dolor de pies de tanto bailar y muchos otros tienen “empache” de tanto comer. En cambio y para los que siguen las tradiciones Ortodoxas, es un día de aún más festejo. El día de San Basilio, es el inicio de todo. Se celebra comiendo Vassilopita (pan dulce con monedas dentro), el que saque monedita, tendrá suerte todo el año. Este día también es de suerte, así que todos los creyentes (léase, supersticiosos) salimos a comprar un (ok, varios) boleto de lotería. Las naranjas o mandarinas no pueden faltar, y también es de suerte comerte una hoja de albahaca (basilicum).

En la tradición ortodoxa, San Basilio hace las veces de los Reyes Magos y el trae detallito para todos. No necesariamente un juguete o un Lexus (jaja), pero unas galletas o mandarinas.

Y bueno adelantándonos al 6 de Enero día de los Reyes Magos, aún no me queda muy claro que haremos. Mi esposo es mexicano y allá los Reyes son importantísimos, sin embargo mi esposo no parece saber mucho al respecto. Lo que tengo seguro es que la Rosca de Reyes no faltará.

¡Es que el pan! Esa es otra historia, pero les puedo decir que entre el Panetón (navidad), Vassilopita (año nuevo) y las hallacas (aunque no sean pan) he tenido dificultad para entrar en algunos pantalones.

En cuanto a los propósitos….

Como familia, nos hemos propuesto disfrutar (de todo) más.

Hacer un viaje en carro.

Y SER FELICES.

Para nosotros fue un gran año. Monkey3 empezó un tratamiento nuevo para su inmunodeficiencia, y ha funcionado de maravilla. Ese tratamiento nos permitió por primera vez desde el 2010, tomar un avión con los niños para conocer a la bisabuelita y más familia.

Monkey1, tuvo encuentro con el bullying, pero a pesar del mal rato entendió aún más que la empatía y el buen trato son primordiales.

Monkey2, vive en su mundo de unicornios feliz. Nos estamos sorprendiendo cada día más de su intelecto. Con ese intelecto han llegado preguntas tenaces y muchas reuniones familiares en torno a ellas.

Chico y yo, hemos crecido mucho en todo aspecto. Hemos aprendido a amar aún más a las personas que nos han demostrado amor infinito. Hemos entendido que desafortunadamente no toda la familia sabe lo que es ser familia, y de paso aprendimos que la sangre “no llama”. Con gratitud infinita, nos apegamos más a la familia que siempre está (aunque no entiendan lo que pasa) y hemos formado un lazo de amor y agradecimiento con una persona que no conocemos pero que no dudo en ser el donante que Monkey3 necesitaba.

Por mi parte, me uní a la blogosfera y estoy descubriendo mundos, familias y madres maravillosas, gracias. Mi deseo es entender más de este mundo y crecer con ustedes.

El 2013 fue un año excelente, y el 2014 será aún mejor.

Con cariño, y a todos ustedes les deseo un año lleno de salud y magia. ¡Feliz todo!

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn