ACHACHAI – que frío.

un río hermoso y además un lago espectacular. De la arquitectura ni que hablar, esta ciudad es la muestra del trabajo de arquitectos de la talla de Louis Sullivan, y Frank Lloyd Wright. Aquí, el arquitecto alemán Lugwig Mies van der Rohe (el del Pabellón de Barcelona), levantó edificios estratégicos que son imponentes desde su edificación. Esta ciudad es la casa de Ernest Hemingway y Carl Sandburg. Aquí el arte vive en las calles. Por donde vas hay música o murales o poetas. De la comida ¡ni que hablar! Aquí se inventó la pizza y de verdad que no se compara con las del resto del mundo. Lo que se te antoje comer, lo encuentras aquí. Chicago es un conjunto de pequeñas comunidades (barrios-colonias) con vida propia. Barrios pintorescos que nos hacen una metrópolis impresionante.

¡PERO!… el único y tan grande pero es su clima. Durante el verano el sol te besa la cara deliciosamente, tristemente el verano acaba y como dice el gran Joaquín  “el otoño duró lo que tarda en llegar el invierno” y es cuando la cosa se pone espeluznante. Lo bueno, es que a la larga a todo se acostumbra uno. Aprendemos a taparnos, a caminar en hielo, a manejar y a esperar el bus en clima inhóspito.

Y justo el día 4 de enero, al planeta le dio por jugarnos una “broma” a los habitantes de este sector planetario. El 4 fue el PERIHELION (del griego Peri-cerca y Helio-dios del sol) que quiere decir que es cuando el planeta está más cerca del sol. Y desde donde se contemplara en el mundo se veía en verdad más cerca. IRONIA, que el dia en que el planeta está más cerca del sol, en esta ciudad  empezó un sistema de aire frío que nos llevó gradualmente de los -7 a los -25 centígrados. Ese bello lago donde se veranea increíble, nos trae además una corriente polar y vientos 30 km/hora. Y en conjunto la sensación térmica actual es de -41C.

Frío hace en todo el hemisferio norte, y por lo menos no estamos en Verjoyansk, Rusia (aunque hoy sólo le gana a Chicago en sensación térmica por un grado) donde el clima es siempre gélido. Y para ironía la próxima vez que escuches “cuando se congele el infierno…”, te cuento que hay un lugar en Noruega llamado HELL, donde nunca hace calor.

Mientras tanto en mi añorado sur, el verano acaricia al viento (*suspiro*).

Y aunque hay que taparnos super bien y por todos lados, lo podemos hacer viéndonostrès chic, très hip”. Les dejo un post de TODO MUNDO PEQUES para vestir Guapos, Calientitos, Cómodos y Elegantes.

It's only fair to share...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn